Los Muebles

mesita_restaurada

PEQUEÑA PERO MATONA. A TOPE CON EL COLOR

Esta preciosa mesilla de noche centenaria ha sido uno de los proyectos más divertidos que ha llegado al estudio de La Franceseta. Tenía que darle mucho color pues iba a ser una pieza clave en el baño minimalista de una joven arquitecta. La mesilla iba a pasar a ser un original «neceser». Qué alegría al ver lo bonita que quedó. Colores vivos y tonos pastel. El azul el protagonista. Ah, y recordad que tanto las pinturas como las ceras y barnices son naturales. Mi filosofía es reciclar, reutilizar y RENOVAR.

Detalle mueble azul La Franceseta
Mueble Azul La Franceseta
mesita_restaurada

DEL ALMACÉN AL HALL. QUÉ PRECIOSIDAD

Qué alegría cuando te llega un mueble con solera. Un mueble que ha estado olvidado en un almacén y que sabes que con unas pinceladas de pintura y mucho amor va a quedar como nuevo. Qué digo, espectacular!!! Este sinfonier ahora está en el hall de una moderna empresa y todos los días recibe piropos. Increíble. Hemos renovado su aspecto y ha quedado precioso. Aquí le falta la piedra de mármol granate que lleva encima. En el estudio de La Franceseta me daba miedo tener una pieza así. En fin, los rosas, ocres, blancos y azules han dado una nueva cara a un mueble que estaba deslucido. Siempre os recuerdo que tanto las pinturas como las ceras y barnices son naturales. Reciclar, reutilizar, renovar!!!

Detalle mueble azul La Franceseta
Mueble Azul La Franceseta
mesita_restaurada

AMOR A PRIMERA VISTA. ME LO QUEDO

No os voy a mentir si os digo que este es un proyecto muy especial para mí. Se trata de un antiguo armario que encontré en un rastro y que me encandiló desde el primer instante. Nada más verlo allí, supe que necesitaba mucho amor, y tanto le di, que al final se quedó conmigo. Como veréis el color principal es el verde, mi color favorito. Imitando a antiguas pátinas he utilizado rosas y blanco. Como ya sabéis no solo los pinto, sino que les doy otras utilidades. En este caso el armario ropero se ha convertido en una preciosa y práctica despensa. Me encanta presumir de él… qué le voy a hacer!!!

Detalle mueble azul La Franceseta
Mueble Azul La Franceseta
mesita_restaurada

POR AMOR A LA ABUELA MARÍA

De nuevo una preciosa mesita de noche con más de 70 años de vida. Su propietaria me la trajo «entre algodones» pues había pertenecido a su abuela María. Era la única pieza que quedaba de su dormitorio… y quería que se convirtiera en una obra única como lo era su abuela. Una persona atrevida, divertida, luchadora, sin complejos y avanzada para su época. En sus valores y virtudes me inspiré para consegir esta preciosa pieza. Me encanta, la verdad!! Me emocionan las historias y ser conocedora que le quedan muchos años más por lucirse, por mostrar su belleza. Recuerda lo importante que es reciclar, reutilizar y renovar.

Detalle mueble azul La Franceseta
Mueble Azul La Franceseta
mesita_restaurada

EL TOCADOR DE PEPA

Uno de los colores favoritos de la mayoría de mis clientes, el blanco viejo o blanco sucio. Si os dais cuenta el hecho de que se use un color neutro no significa que el mueble no tenga tanta personalidad. Al contrario, es sobrio y original. Personalmente me parece precioso. Un tocador de los años 60 que ha cobrado otro rumbo. Tres son los colores que conforman las «pátinas antiguas», el blanco puro, el ocre y el dorado viejo. Espero que os guste!!

Detalle mueble azul La Franceseta
Mueble Azul La Franceseta
mesita_restaurada

ESCRITORIO A TODO COLOR

Si tengo que describir este proyecto es como divertido, inesperado, original... como su propietaria. Una mujer que en plena lucha necesitaba darle color a su vida. Y lo hizo a través de esta trasformación radical. Me dio rienda libre, no me puso límites… Me entrego un precioso y antiguo escritorio que transformé con inmenso cariño en un genuino mueble con estilo. Color, color, color… Vida, vida, vida… Disfrute con este trabajo cada instante. Utilicé tres técnicas diferentes y me sirvió como demostración de que la «imperfección» es tremendamente bella.

Detalle mueble azul La Franceseta
Mueble Azul La Franceseta
mesita_restaurada

LA HABITACIÓN BLANCA DE JULIA.

Sin duda el proyecto más grande de mi estudio de renovación de muebles. Una habitación completa: cabecero, mesitas de noche, tocador, espejo y perchero. Como era de esperar debía hacer una propuesta elegante y sencilla, pues no se trataba de una pieza, una «pequeña obra de arte». La habitación la pinté en dos tonos de blanco y la «falsa pátina» la hice con un color a medida. El resultado fue precioso. Le di un toque envejecido con la cera natural oscura. Cuando Julia recibió los muebles se quedó prendada. Su habitación había dado un giro de 360º. Tenía una nueva habitación con unas amorosas y precisas pinceladas. Me encanta que la gente recicle, reutilice y renueve. 

Detalle mueble azul La Franceseta
Mueble Azul La Franceseta
mesita_restaurada

AMARILLO, SÍ, AMARILLO… ¿Y CON FLORES?

Cuando Marian me trajo este recibidorcito de estilo castellano pensé… «madre del amor hermoso» qué difícil va a estar lograr algo bonito con estas hechuras. Pero la sorpresa fue mayor cuando me dijo… «lo quiero en color amarillo, sí amarillo… y bien recargado»… Se me puso un nudo en la garganta y pensé, «De perdidos al río» voy a hacer algo totalmente diferente. Flores!!! Eso es lo que le queda bien a un mueble tan plano… Y así es como ha quedado. Cuando entras al comedor es un punto de atención, de alegría y de optimismo. Este es otro mueble que ha pasado de ser un mueblecito de recibidor a un mueble cubertero. Cerquita de la mesa del comedor es un apoyo increíble. Qué bien sienta dar una nueva vida, una nueva cara a un mueble en el que nadie se fijaba. Ahora todos los ojos se dirigen a él.

Detalle mueble azul La Franceseta
Mueble Azul La Franceseta
mesita_restaurada

UNA AUTÉNTICA EXPLOSIÓN DE COLOR

Este es el aparador de dos metros de Sandro y Begoña. Un aparador único y genuino hecho con muchísimo cariño y con una increíble dedicación. Sin duda es una de las piezas más costosas que he hecho. No sólo por la técnica (con espátula) si no por la selección y colocación de los colores. Al final quedó precioso. Una pieza que sin duda no pasa desapercibida y que sorprende gratamente a todos los que vistan su casa. Un mueble de los años 60 de madera maciza y con unas líneas y estilo preciosos. Seguro que muchos de vosotros reconocéis el mueble. En breve os enseñaré otro mueble idéntico pero de un solo color y con una «falsa pátina» del mismo tono. También os sorprenderá- 

Detalle mueble azul La Franceseta
Mueble Azul La Franceseta
mesita_restaurada

LAS 4 CAJAS DEL CARPINTERO

Estas 4 antiquísimas cajas pertenecieron y fueron hechas por un carpintero. En ellas depositaba sus herramientas, utensilios y demás. Cuando las vi en un rastro me quedé loca. Ya me las imaginaba en una biblioteca con unos hermosos libros, en el baño con unas mullidas toallas, en la despensa con la harina, en la cocina con las frutas… Las posibilidades eran infinitas… como infinitamente divertidas conseguí dejarlas. Aquí se me fue «el norte», use todos los colores que tenía a mi disposición y unas plantillas geométricas y florales que le han dado ese toque chic. No me quedó ninguna. Fue un visto y no visto. 

Detalle mueble azul La Franceseta
Mueble Azul La Franceseta